Nací en Tehuacán Puebla México, un pueblo muy pequeño para una niña con muchos sueños y sobre todo muchas ganas de bailar.

El ballet clásico es y seguirá siendo mi pasión. Empecé a bailar este tipo de danza con 6 años, para así seguir con mi carrera artística. A pesar de muchos obstáculos, a mis 10 años empece a participar de cursos de verano por todo el mundo: Cuba, Rusia y México.

Con 18 años cursé la Lic. en Danza Clásica y Contemporánea. Después de graduarme me fue a vivir en Cuba por 4 años para reforzar mi técnica clásica y contemporánea, pero también aprender los bailes típicos cubanos como salsa, son, chachachá, afrocubano, mambo, etc.

Unos años después, llegué a Barcelona para estudiar y prepararme como profesora de pilates. Al mismo tiempo descubrí el Bungee, gracias a mi mejor amiga que me recomendó esta disciplina;
Así empecé a combinar mi trabajo de profesora de Pilates con el Bungee.

Esto me ayuda a liberarme y sentirme más conectada con mi pasión por la danza.

“Bailar es soñar con los pies.”